2 sept. 2009

Arsenal y Racing abrieron la tercera fecha con un empate

En el partido que abrió la tercera fecha del Torneo Apertura, Arsenal de Sarandí y Racing Club de Avellaneda empataron sin goles. Ambos equipos necesitaban ganar porque aún no habían podido sumar de a tres en las dos primeras fechas (Arsenal perdió los dos, mientras que Racing uno y el restante lo empató), pero debido a la mala puntería de los jugadores de Racing (en especial la de Tito Ramírez) y la falta de situaciones creadas por Arsenal, debieron conformarse con un cero a cero, que le cayó mal al conjunto dirigido por Ricardo Caruso Lombardi ya que fue mucho más que su rival y mereció largamente ganar el partido.
En los primeros 45 minutos, donde hubo poco juego, Racing tuvo dos oportunidades para abrir el marcador en los pies del delantero Rubén Ramírez, quien demostró que sigue peleado con el gol: primero, tras un error de Tula, definió muy mal(desviado) al segundo palo cuando Pablo Lugüercio estaba solo por el medio, y después desperdició otra oportunidad al quedarle lejos un balón que rebotó en su propio cuerpo. En el complemento, la superioridad de Racing fue todavía más evidente. Sin embargo, volvió a fallar en la definición en las innumerables oportunidades con las que contó y resignó dos puntos que le hubiesen servido para despegar no sólo de la tabla de posicones sino también sumar puntos importantes en la lucha por no descender ni jugar la promoción.
El gran protagonista fue otra vez Ramírez, quien primero la tiró increíblemente por arriba del travesaño en el mano a mano con Campestrini y después metió un cabezazo a la salida de un lateral que salió apenas afuera.
Otro que estuvo cerca fue Lugüercio, con un disparo que se fue desviado, y también Brítez Ojeda, quien definió mu mal tras una mala salida de Arsenal. Sobre el final del partido casi la mete Sebastián Grazzini de tiro libre.
¿Arsenal? El partido del equipo de Jorge Burruchaga fue muy pobre en todas sus líneas. Flojo en defensa, tuvo muchos problemas en el traslado de la pelota y para vulnerar la barrera de cuatro volantes de Racing por lo que llevó muy poco peligro sobre el arco académico: en los primeros 45 minutos apenas un remate de Alexander Meidna que Matías Cahais salvó en la línea cuando De Olivera estaba vencido mientras que en el segundo tiempo un disparo por derecha de Diego Galván y una chance de Javier Yacuzzi.
Muy poco para un equipo que todavía no conoce la victoria( suma un punto, producto de un empate y dos derrotas ante Estudiantes y Vélez) y cada fecha que pasa se complica un poco más en la tabla de los promedios.

No hay comentarios: