19 abr. 2009

Lanús no le pierde pisada a Vélez


En el sur, Lanús no quiere alejarse de Vélez y venció a Tigre por 2 a 1 con los goles de Velázquez y Salvio, dando vuelta un partido entretenido que comenzó perdiendo con el gol de Matías Jiménez. De esta forma el Granate se ubica a un solo punto del líder.
El encuentro comenzó con más entusiasmo que fútbol, porque ambos elencos les faltaba claridad en la recta final. Aún en el comienzo la visita avisaría dos veces. Primero, Sebastián Rusculleda con un soberbio remate que se va desviado y luego el paraguayo Néstor Ayala con un cabezazo que alcanza a tapar Carlos Bossio.
A los 23 minutos, el equipo de Diego Cagna se adelantó con una acción polémica. El tiro libre de Matías Giménez en forma de centro se metió en el arco sin haber sido tocada por nadie y algunos jugadores estaban en posición dudosa.
Cuando parecía que Tigre estaba más cerca del segundo, Lanús alcanzó la igualdad por la misma vía que su rival. En esta oportunidad fue Maximiliano Velázquez el encargado de ejecutar la falta, metiendo un zurdazo que se clavó en el ángulo derecho. El gol del Granate significó un envión anímico importante para los dirigidos por Luis Zubeldía, que dejaron una mejor imágen en el cierre de la etapa inicial.
En el complemento, Lanús sacó a relucir los motivos que lo llevaron al título hace poco más de un año y justificó a los que lo ponen como uno de los mejores equipos de la Argentina. Es que a fuerza de fútbol y ambición se llevó por delante a un rival que por momentos le complicó las cosas. A pesar de que no fue la tarde José Sand, quien tuvo varias chances claras para marcar y falló en la definición, el local tuvo puntos altos en jugadores como Diego Valeri y Salvio. Justamente fue el mediocampista el que habilitó de manera magistral al Toto para poner a los 19 minutos el tanto del triunfo.
La única llegada de Tigre en el segundo tiempo fue un remate del ingresado Mauro Villegas que se fue por arriba. El resto fue todo del Granate, que de no ser por la mala fortuna del Pepe Sand hubiese liquidado el pleito evitando el sufrimiento.

No hay comentarios: