25 abr. 2009

Racing le empató al Ciclón en la última jugada y amargó al Cholo

Sin merecerlo Racing Club de Avellaneda rescató un punto valioso en su lucha por no descender ni jugar la promoción al empatarle a San Lorenzo de Almagro cuando se jugaba un minuto más de los cuatro que el árbitro rosarino Sergio Pezzotta había adicionado.
El experimentado volante Santiago Solari con un golazo puso en ventaja al Ciclón, donde se produjo el debut de Diego Simeone como director técnico mientras que el defensor Matías Martínez de cabeza igualó para La Academia, que con este resultado sigue fuera de la zona roja de la tabla de los promedios a seis puntos de Rosario Central( tiene un partido menos) y a nueve de Gimnasia y Esgrima de La Plata.
El primer tiempo fue malo. Ambos equipos llegaban necesitados por distintas circunstancias pero necesitados al fin. Por eso se preocuparon más por mantener el cero en su arco que vulnerar al rival y el partido se jugó en la mitad de la cancha.
Dentro de ese contexto Racing salió con una postura más ofensiva que su rival con sus volantes centrales, Claudio Yacob y Martín Wagner parados en campo contrario, y los volantes abiertos buscando desbordar.
Claro que las buenas intenciones que comenzó mostrando el equipo de Ricardo Caruso Lombardi se diluían al llegar al área, porque no tuvo precisión en los metros finales y así nunca pudo dejar en zona de peligro ni a Pablo Lugüercio ni a Lucas Castromán.
Por el lado de San Lorenzo, sus volantes ofensivos (Cristian Chávez y Santiago Solari)pensaron más en marcar que en atacar.
Entonces, luego del primer cuarto de hora, cuando Racing comenzó a cuidarse y no soltar tanto a sus volantes, y San Lorenzo siguió preocupándose más por el cero que por marcar goles, el partido pasó a ser una verdadera obra de terror.
El partido comenzó a tener algo de emoción a los 30 minutos del primer tiempo, con algunos remates de larga distancia de Santiago Solari.
ElIndiecito primero encaró y sacudió por arriba. Luego, le quemó las manos a Migliore, quien dio rebote y luego evitó el gol de Chávez. Sobre el cierre, el delantero Bruno Fornaroli no logró aprovechar otro regalo del uno visitante.
El segundo período fue muy diferente. El Ciclón arrancó como había terminado el primer tiempo: manejando la pelota por abajo y tocando en corto, aunque sin ser demasiado profundo.
Con el correr de los minutos Racing comenzó a refugiarse cada vez más atrás y sólo llegaba al arco contrario por los errores que cometía la defensa azulgrana, como uno de Gastón Aguirre, quien le dejó la pelota servida a Castromán para que se vaya cara a cara con Hilario Navarro, pero en el mano a mano ganó el arquero azulgrana.
Luego de esa jugada fue todo de San Lorenzo que, con Solari como principal abanderado pero sin muchas ideas, arrinconó a Racing y comenzó a llevar peligro al arco de Migliore.
A los 17 minutos, luego de un córner, el capitán Adrián González sacudió al primer palo y Migliore, de buena actuación, evitó el primero. Cuatro más tarde, Solari la pisó sobre la izquierda, se sacó dos hombres y la puso al punto del penal para el lateral derecho, quien de zurda la mandó muy lejos.
A los 37 minutos de tanto insistir San Lorenzo y Solari tuvieron su merecido premio. El ex Inter y Real Madrid armó una pared con el Papu Gómez y la terminó con un terrible zapatazo que se clavó en el ángulo derecho de Migliore, quien perdió el invicto luego de cinco partidos.
San Lorenzo tuvo una más en los pies del Papu Gómez, quien se metió en el área y disparó cruzado pero se encontró con otra buena respuesta de Migliore.
Estaba todo listo para el festejo del Ciclón. Sin embargo, Sergio Pezzotta, en su único error de la tarde, adicionó cuatro minutos y, cuando ya habían transcurrido y no había ocurrido absolutamente nada, agregó increíblemente uno más.
Esto fue aprovechado al máximo por el conjunto de Caruso porque tras un córner desde la izquierda, Lugüercio la peinó para la entrada de Matías Martínez( se le escapó a Aureliano Torres) por el segundo palo, quien definió de cabeza para delirio de la gente de Racing y desazón para todo el público azulgrana que esta vez, a diferencia de los encuentros anteriores, apoyó a sus jugadores.

No hay comentarios: