12 sept. 2009

Los pibes mandan

Rosario Central no deja de sorprender. Los pibes canallas vencieron a Chacarita Juniors por 1 a 0 con un gol de Emilio Zelaya y siguen en lo más alto del Apertura con doce puntos, producto de cuatro victorias en igual cantidad de presentaciones. Sin dudas, un comienzo tan espectacular como impensado del equipo de Ariel Cuffaro Russo, que sueña con salir de la zona de abajo de la tabla de los promedios (sigue en promoción pero ya lo pasó a Gimnasia de La Plata y quedó a dos puntos de Racing) y con pelear por el título o ingresar a la Copa Libertadores.
Al igual que casi todos los encuentros de este torneo y como consecuencia del mal estado del terreno de juego, las imprecisiones y la falta de coordinación en ambos equipos para elaborar juego asociado, el partido fue deslucido y con escasas llegadas sobre los arcos.
Las chances más claras del Canalla fueron a través de la pelota parada. Primero con un cabezazo de Castillejos que se fue por arriba del travesaño y después a través de Zelaya, quien cabeceó mal cuando estaba solo en el área. Por su parte Chacarita, que todavía no sumó puntos desde su regreso a Primera División, inquietó a través de la movilidad de Matías Alustiza. No pasaba mucho en el partido hasta que a los 33 minutos, Central encontró el gol. Córner desde la izquierda de Moya para la entrada del Cachi Zelaya, quien cabeceó a la red (previo desvio en la espalda del paraguayo Jorge Núñez, ex jugador auriazul) para delirio de la multitud canalla que copó el estadio de Huracán. Chacarita no pudo reponerse del golpe y apeló a la misma fórmula de ir siempre por derecha y apelar a pelotazos frontales, que terminaron siempre en la cabeza de Guillermo Burdisso, una de las figuras de este equipo canalla. Central tuvo algo más de inteligencia, cuidó la pelota y no se limitó a defender, sino que apostó a adelantarse unos metros. El complemento arrancó casi como un calco de la primera mitad, con la diferencia de que Chacarita se adelantó un poco más en el campo de juego y tuvo más la pelota que el Canalla pero careció de ideas y de profundidad para vulnerar a Jorge Broun.
El equipo de Cuffaro tuvo el segundo a través de una débil media vuelta de Zelaya a las manos de Tauber y en los pies de Castillejos, pero el delantero se demoró a la hora de definir y Jorge Núñez se la sacó.
Si bien se retrasó en el campo de juego, Central prácticamente no pasó sobesaltos hasta los últimos cinco minutos cuando Chacarita tuvo dos ocasiones de gol para empatar pero chocó con la figura de Jorge Broun (se emocionó al final ya que fue papá por primera vez), quien primero se quedó con un remate rasante de Alustiza pese a estar tapado y después contuvo un desvío de Arostegui. Triunfazo de Central. La gente canalla, al grito de Vamos, Vamos los pibes, sigue soñando.

No hay comentarios: