14 feb. 2009

La Lepra tumbó al campeón

Newell's derrotó a Boca en La Bombonera por 2 a 0, con goles de Armani y Sperdutti, por la segunda fecha del torneo Clausura 2009. Los conducidos por Sensini jugaron un gran partido y alcanzaron la punta del torneo.
Ambos equipos venían de ganar en la primera fecha: Newell's a Gimnasia (LP) por 3 a o y Boca a Gimansia (J) 2 a 1 en un duro partido. De esta manera, los dos buscaban una victoria para seguir en la cima de la tabla de posiciones. Para La Lepra además era un gran examen para saber para que está realmente en este Clausura, tras el buen arranque ante el Lobo Platense.
Los primeros minutos del encuentro se inclinaron a favor de Newell's, que manejaba la pelota y generaba chances claras para marcar, ante una defensa xeneixe que lucía dormida. Lo tuvo Sperdutti con un derechazo que Abbondanzieri sacó al corner y luego Formica se lo perdió increíblemente abajo del arco.
Boca carecía de la tenencia del balón y el mismo pasaba muy poco por los pies de Riquelme, por lo cual le era difícil generar juego. Sin embargo, los dirigidos por Ischia inquietaron con un tiro de Viatri que Bernardi despejó en la línea y que le quedó a Noir, cuyo remate cruzado se fue cerca del arco rojinegro.
Hacia el final de la primera mitad, el encuentro perdió intensidad y se jugaba lejos de los arcos. Boca sólo llegó con dos tiros libres de Riquelme que se fueron altos y Newell's con un centro de Pillud que ni Vangioni ni Armani alcanzaron a conectar.
El arranque del complemento fue parejo hasta que los rojinegros sacaron ventaja. Una buena corrida de Formica que juntó marcas para luego cederle el gol a Armani, que definió ante la salida del arquero. Ahí Newell's empezó a manejar las acciones y pudo liquidar las cosas con Formica, que definió por arriba cuando estaba solo frente al arco. Pero el golpe de gracia lo dio Sperdutti que sacó un sablazo tremendo que se incrustó en el ángulo del arco xeneixe.
Los de la Rivera no pudieron revertir la historia a pesar de los ingresos de Gracián y Palacio y la vuelta de Palermo. El equipo no tuvo profundidad, careció del Riquelme conductor y las pocas ocasiones que tuvo sólo hicieron lucir a Peratta.
La Lepra pudo haber marcado algún que otro gol si aceleraba un poco el ritmo, pero cuido la pelota y esperó hasta el final. Jugó un gran partido y superó claramente a Boca, sobretodo en el medio de la mano de un inspirado Bernardello y de las corridas de Sperdutti. Un gran paso para un equipo que ahora quizás puede apuntar a objetivos más altos, como el campeonato. Aunque para eso, todavia falta mucho.




Los goles del partido

No hay comentarios: