5 abr. 2009

Estudiantes amargó al Lobo sobre la hora

En un partido emotivo y caliente Estudiantes volvió a amargar a Gimnasia de La Plata al empatarle sobre la hora en una nueva edición del clásico platense que se disputó en un colmado Estadio Único con el arbitraje de Gustavo Bassi.
El delantero Juan Cuevas puso en ventaja al conjunto dirigido por Leonardo Madelón a los 26 minutos del complemento mientras que el volante Cristian Sánchez Prette le dio la igualdad al Pincha a los 50 minutos.
Ambos equipos terminaron con uno menos por la expulsión de Diego Villar en el conjunto de Madelón y de Benítez en el de Sabella.
El Lobo arrancó mejor, presionando en la mitad de la cancha, ahogando en la salida del Pincha, con Rinaudo muy cerca de Verón y los defensores muy atentos a los movimientos de Calderón y Boselli.
A los dos minutos el movedizo Franco Niell le robó la pelota a Marcos Angeleri cerca del área del Pincha y envió al centro para la entrada de Roberto Sosa, quien cabeceó de pique al suelo pero se topó con la volada espectacular de Mariano Andújar, quien la sacó hacia un costado cuando la pelota se le metía contra su palo izquierdo.
Después Sosa habilitó a Messera, quien de afuera del área la mandó por arriba del travesaño.
Respondió el Pincha, con un cabezazo de Mauro Boselli para Calderón, quien le pegó desviado del palo izquierdo de Sessa.
El eterno goleador del León tuvo otra clara tras una asistencia de espaldas al arco de Boselli pero su remate quedó del lado de afuera de la red.
El encuentro, pese a las imprecisiones de ambos, era de ida y vuelta, con posibilidades para los dos por las fallas defensivas.
Niell lo dejó mano a mano a Messera con Andújar pero el arquero achicó y tapó con una mano el remate del volante del Lobo.
Por Andújar y por las fallas a la hora de definir por parte de los delanteros del Pincha en primer tiempo terminó sin goles.
El complemento arrancó con un ritmo muy diferente. Ambos comenzaron muy imprecisos, con pocas ideas para vulnerar al arco rival y todo parecía encaminarse hacia un empate sin goles.
A los 25 minutos, el mediocampista Ignacio Piatti desbordó por la derecha tiró un centro para la entrada de Juan Cuevas, quien metió un muy buen cabezazo que Andújar controló con esfuerzo sobre su palo izquierdo.
Un minuto un minuto más tarde Gimnasia abrió el marcador: Cardozo desbordó por la izquierda y tiró un muy buen centro al punto del penal para la entrada de Cuevas, quien remató de primera al ángulo izquierdo de Andújar, que nada pudo hacer.
En ese momento, Madelón quiso cerrar el resultado y mandó a la cancha a Esteban González en lugar de Sossa.
En los minutos finales Estudiantes tomó la iniciativa y con muy poco empezó a complicar a Gimnasia que esperaba atrás e intentaba salir de contra.
Lo tuvo Mauro Boselli con un cabezazo a las manos de Sessa tras un tiro libre desde la izquierda.
Después Braña sacó un potente remate desde afuera del área que le quemó las manos a Sessa. El rebote del arquero le quedó a Boselli que la tiró increíblemente por arriba del travesaño cuando el arquero del Lobo estaba prácticamente vencido.También lo tuvo Braña con un potente cabezazo que Sessa sacó al córner.
Gimnasia empezó a hacer tiempo y a esconder ls pelota por lo que Bassi adicionó seis minutos más.
Cuando parecía que Gimnasia iba a cortar la negativa racha de cinco derrotas consecutivas se ante su rival de toda la vida, Angeleri la tiró al área, la defensa tripera falló y Sánchez Prette, quien había reemplazado a Verón, sentenció el 1-1 final con un remate cruzado. Locura del Pincha y tristeza para el Lobo.


No hay comentarios: