18 abr. 2009

Vélez, otra vez arriba


Vélez volvió a conseguir la victoria, y esta vez la víctima fue el flojo Arsenal de Daniel Garnero, que con esta derrota frente al Fortín suma seis encuentros sin sumar de a tres. El equipo de Gareca estaba obligado a ganar por el resultado que había obtenido Colón, pero al parecer la presión sirvió de poco para un local que con los goles de Rodrigo López y Leandro Coronel sentenció un contundente triunfo de 2 a 0 que lo deja solo en lo más alto de la tabla.
Las mejores ocasiones del partido surgían de la sociedad Moralez-López, lo que le permitían al dueño de casa inclinar la cancha a su favor. Tal es así que aún en el comienzo Hugo Nervo se la sacó del buche al ex Racing, y luego fue Gastón Díaz quien sorprendió con un zapatazo que controló Cristian Campestrini.
La visita era una sombra en el Amalfitani, porque rápidamente los conducidos por Gareca empezaron a exhibir el buen fútbol que viene demostrando en este torneo obligando al elenco de Sarandi a replegarse en el fondo para poder zafar. De todas formas el alivio para Arsenal llegaría con la lesión de Maxi Moralez, el jugador más inquietante hasta el momento.
A partir de allí Vélez disminuyo el ritmo de los primeros minutos y el equipo de Sarandi empezó a manejar el balón en el medio campo de la mano de Casteglione y con Franco Jara como atacante más peligroso, generó algunas chances, como cuando el delantero puso dos veces en aprietos a Montoya y el volante anticipó un centro de Luciano Leguizamón y el balón se fue cerca.
Sin embargo, sobre el entretiempo y empujado por el aliento de su gente, los de Ricardo Gareca volvieron a la carga con más empuje que fútbol. López intentó frente a Campestrini pero se llevó el esférico por delante y tapó el uno y luego buscó sorprender con un tiro bombeado que pegó en el techo del arco, mientras que Díaz le quemó las manos al arquero tras una gran jugada. Hasta que a los 44 llegó la emoción. Díaz mandó el centro desde la derecha, se dio vuelta en el corazón del área ante la pasividad visitante y definió bajo y a la derecha de Campestrini. Si el complemento no tuvo más conquistas para Vélez mucho tuvo que ver la labor de Campestrini. Fue el guardameta quien, ante la pasividad de sus compañeros, evitó nuevos festejos de Leandro Velázquez y el incisivo López en un asedio sólo interrumpido por un lejano intento de Mariano Brau que desvió Montoya. También fue el uno quien logró que el pleito no se finiquitara a los 27, cuando el poco relevante Larrivey fue víctima de un penal de Aníbal Matellán y luego lo pateó bajo y a la derecha para dejar que se luzca el arquero. Sin embargo, no daba la impresión de que la victoria local fuera a peligrar. Arsenal, que tibiamente complicaba con los avances por derecha de Nahuel Sachetto, llegó una vez más, con un intento de Leguizamón que terminó afuera, y luego cabeceó Larrivey para que una vez más Campestrini la sacara con gran esfuerzo. Para entonces, los de Sarandí ya no mostraban reacción alguna.Y a los 46 llegó la frutilla del postre. El ingresado Roberto Nanni encaró por el medio y la abrió a la derecha para que Cristaldo se llevara la marca de Campestrini y mandara el centro para Coronel, quien pateó sin inconvenientes a la red. Con ese grito resonando aún en las tribunas, llegó el final y la prolongación de la fiesta local. De un lado sólo había lamentos por su sexto encuentro sin éxitos y del otro seguía la alegría por el merecido liderazgo



No hay comentarios: