16 may. 2009

El Lobo bajó a Vélez de la punta

Gimnasia y Esgrima de La Plata venció como local a Vélez Sarsfield por 3 a 1 y no sólo le quitó el invicto sino también lo dejó sin punta del Torneo Clausura, que ahora le pertenece a Lanús tras el triunfo del viernes ante Rosario Central.
Jonathan Cristaldo puso en ventaja al Fortín pero Mariano Messera, Sebastián Romero y Juan Cuevas lo dieron vuelta para el necesitado Lobo platense que cortó una racha de nueve partidos sin victorias aunque sigue en zona de promoción.
El partido arrancó entretenido aunque sin demasiadas jugadas claras de gol. A los dos minutos, Cristaldo envió un centro al corazón del área para López pero Sessa le sacó antes la pelota. De contra, Otamendi rechazó mal la pelota y la mandó al lateral, muy cerquita del arco defendido por Montoya, aunque Gimnasia no controló bien la pelota y Vélez terminó recuperándola.
Pero la acción fuerte llegó a los 18 minutos. Zapata mandó un pase en profundidad para Papa -ubicado en la izquierda-, quien mandó un centro atrás para Cristaldo quien no perdonó: toque sutil de derecha para que la pelota bese la red y le devuelva la punta en soledad a Vélez. Sin embargo, la alegría no duró mucho en el Fortín. En la jugada siguiente, en una desconcentración defensiva del conjunto de Gareca, Romero hizo una media chilena en el palo izquierdo, la mandó al segundo palo donde Alonso remató aunque sin fortuna ya que la pelota dio en el poste. En el rebote fue Messera el que tuvo mejor fortuna y logró el empate para Gimnasia.
A los 41 minutos, el equipo de Madelón volvió a sacudir a Vélez. Messera inició el ataque, la abrió a la izquierda para Alonso, quien la dejó para Cuevas, quien remató al arco. La pelota dio en el palo izquierda y Chirola Romero tomó el rebote para anotar el 2-1 y darle vuelta el partido a Vélez en el Bosque. Un duro golpe para el conjunto de Liniers que soñaba, al menos, con acompañar a Lanús en lo más alto de la tabla.
A los cinco minutos del segundo tiempo hubo un nuevo mazazo para Vélez. Cuevas, la figura de la cancha, apareció por derecha, Papa no lllegó a marcarlo y eludió a Sebastián Domínguez para hacer un golazo de zurda y anotar el 3-1.
El equipo de Gareca hacía agua por el sector derecho -Cubero casi ni apareció en el complemento- y Gimnasia lo aprovechaba para generar juego en ese sector con Cuevas y Messera. Romero, por la derecha, también tuvo la chance de aumentar la diferencia, pero Montoya apareció dos veces -en la segunda había offside del hombre platense- para alejar el peligro de su arco.
Los ingresos de Velázquez y el Burrito Martínez -por Larrivey y Ocampo, respectivamente- en Vélez no le dieron el aire y la recuperación que esperaba el técnico Gareca. Encima no sólo fallaba en defensa sino también adelante, en la puntada final -a los 30 Papa pudo haber descontado pero la tiró afuera- y el ingreso de Nanni, en lugar de Razzotti, tampoco le dio sus frutos al Fortín, que cada vez se desesperaba más ante el paso de los minutos. Además, el árbitro Lunati le salvó la vida a Domínguez, quien debió haber sido expulsado por doble amarilla al cortar una clara contra de Gimnasia.
En el final todo fue del Tripero que no le regaló la pelota a Vélez y ratificó su victoria por 3-1 que lo dejó sin invicto y sin punta al Fortín, que con esta derrota quedó a un punto de Lanús, único líder. Gimnasia, en tanto, tendrá un duro partido la próxima fecha ante San Martín en Tucumán a la espera de poder salir de la incómoda zona de Promoción.

No hay comentarios: