14 jun. 2009

San Martín perdió y necesita un milagro para seguir en Primera

San Martín de Tucumán perdió 1 a 0 en La Ciudadela con el descendido Gimnasia y Esgrima de Jujuy y depende de un milagro para permanecer en Primera División: debe ganar los dos partidos que le faltan (Newell’s en Rosario y Lanús en Tucumán) y esperar que Gimnasia y Esgrima de La Plata (casi con seguridad jugará la Promoción) pierda alguna de los dos partidos que le faltan(Boca en La Bomobonera y Gimnasia de Jujuy en el Bosque) o que Godoy Cruz pierda los dos partidos que le quedan (frente a River en Mendoza y Central en Rosario) para jugar un desempate con el Tomba.
Muy difícil el panorama para el Santo que, pese a que se mostró nervioso e impreciso por la presión e insultos de su hinchada(ya habían apretado la semana pasada al palantel, hizo suficientes méritos para llevarse al menos un empate. Sin embargo el Santo falló donde no debe fallar un equipo que quiere quedarse en la A : en la definición.
El arquero del Lobo jujeño, Gastón Pezzutti fue la figura de la cancha: estuvo muy seguro a la hora de descolgar los gran cantidad de centros que tiraron los tucuamonos y le tapó de manera brillante un mano a mano a Germán Noce. Además el ingresado Matías Urbano cabeceó afuera desde una posición inmejorable y Mario Turdó no tuvo eficacia en las veces que ganó de arriba.
Por la falta de eficacia de sus jugadores y por el golazo en la primera parte de Silvio Iuvalé (tremendo remate desde afuera del área que se metió en el ángulo derecho de Marcos Gutiérrez) San Martín perdió el partido y quedó a un paso de la B Nacional, justo a pocos a días del ascenso de su eterno rival, Atlético Tucumán, que junto a Chacarita jugarán la próxima temporada en la máxima categoría del fútbol argentino.



No hay comentarios: