5 jul. 2009

Ningún tiki tiki: Vélez Campeón

El Fortín se coronó tras vencer a Huracán por 1 a 0, con gol de Maxi Morález a los 38 minutos del segundo tiempo. En una final de película donde el suspenso fue el principal actor, los de Liniers sacaron ventaja ante un Huracán que no mostró nada de aquel gran equipo que fue a lo largo del torneo.
El comienzo del partido no mostró mucho, sólo un gol anulado a Eduardo Dominguez por posición adelantada. Hasta que llegó el primer parate del encuentro: una caída de granizo afectó el campo de juego y el árbitro Brazenas tuvo que parar las acciones por media hora.
Cuando se reanudó la final, Vélez marcó la diferencia y empezó a dominar. Y fue en ese lapso donde llegó un penal a favor de los locales. El Burrito Martínez fue derribado por Araujo en el área y Hernán Rodrigo López fue el encargado de ejecutar la pena máxima. Pero Monzón adivinó y se arrojó a la derecha para desviar el tiro del uruguayo.
Enseguida, el delantero tuvo otra chance con un cabezazo que Arano le sacó en la linea. El equipo de Gareca continuó domiando el juego de todas formas, ante un Globo que no podía manejar la pelota en mitad de cancha y que por consecuancia llegaba poco al arco rival. Sobre el final del primer tiempo, la visita tuvo una chance con un cabezazo de Domínguez que pegó en el travesaño. Luego lo tuvo De Federico, que tras una buena corrida definió muy cerca del poste.
En el arranque del complemento se vio a un Vélez no tan agresivo como en la primera mitad. Le costaba mucho poder llevar peligro y con el correr de los minutos el nerviosismo aumentaba. Huracán tampoco podía crear mucho pero tuvo algunas ocasiones que pudo haber aprovechado para ponerse en ventaja. Pero sus principales figuras no aparecieron y el equipo lo sintió.
Al ritmo que el tiempo se consumía y ante la falta de buen juego, Cappa hizo retrasar a su equipo para aguantar el empate que le diera el título. Pero no lo consiguió. A poco del final, Larrivey arremtió contra Monzón, que soltó la pelota y le dejó servido el gol a Maxi Moralez. Luego del tanto vino el segundo parate: primero por las quejas de los jugadores del Globo reclamando falta sobre el arquero en la acción del gol, la expulsión de Moralez por sacarse la camiseta en el festejo y discusiones entre ambos bancos de supelntes.
El árbitro adicinó 13 minutos y el suspenso se mantenía. Cesár González y De Federico tuvieron la igualdad pero se toparon con Montoya. Larrivey pudo aumentar pero Monzón le tapó el mano a mano.
Fue final y título para Vélez, que consiguió el resultado que necesitaba para dar la vuelta olímpica. Huracán no desplegó aquel buen juego que lo caracterizó a lo largo del Clausura y terminó cayendo y perdiendo una buena oportunidad para volover a ser campeón.




3 comentarios:

Anónimo dijo...

Huracàn merecia salir campeon. eso de ningun tiki tiki me parece que esta de mas. El juego que mostro el globo hizo que podamos disfrutar de los partidos viendo un equipo que juega bien y no el tipico que va ganando y se tira atras a reventar todas las pelotas a cualquier lado como hace Racing de Caruso Lombardi.

Anónimo dijo...

Estos partidos no se merecen..se ganan. Vélez es un justo campeón por haberle ganado al equipo que tanto inflo la prensa. Un saludo muy bueno el blog

Anónimo dijo...

Estoy en desacuerdo con el primer comentario y desafio que diga cuantos partidos del Globo vio. Muy bueno el blog y felicitaciones a Velez, un justo campeon.