28 feb. 2010

Newell's consiguió un trabajoso triunfo frente a Banfield

El equipo de Sensini venció en el Parque al último campeón por 2 a 1. Núñez y Boghossian adelantaron en el marcador a los rojinegros, pero un zapatazo de James Rodríguez le puso suspenso al partido. Finalmente, la Lepra pudo festejar y renovar sus esperanzas de meterse entre los candidatos a pelear el título.
Con el antecedente del frustrante empate frente a Lanús, Newell's se veía obligado a conseguir una victoria para no perder terreno en la tabla de posiciones. Y enfrente tenía nada más y nada menos que a Banfield, equipo con el que peleó palmo a palmo el título el campeonato pasado.
A los rojinegros les costó mucho penetrar a un sólido Taladro, ya que ni Formica ni Sánchez Prette pudieron generar juego y por las bandas el trabajo de los volantes fue flojo. Tampoco el equipo de Falcioni pudo crear mucho, al que también se le dificultó llevar peligro al arco rival debido a que sus jugadores claves como Ervitti y Fernández no aparecían.
Con ese panorama, no fue raro que las únicas jugadas de peligro en la primera mitad hallan sido dos remates de media distancia: Achucarro pegó un tiro en el travesaño y James Rodríguez sacó un disparo que exigió a Peratta.
Pero en la segunda etapa, con el ingreso de Núñez por Achucarro, Newell's pudo encontrar más variantes en ofensiva. El ex Boca Unidos entró muy bien y avisó con un remate desviado luego de que Boghossian lo dejara frente al arco. Y un rato más tarde, el delantero aguantó una pelota en el área y sacó un tiró de media vuelta que se transformó en el 1 a 0.
Con la ventaja, los rojinegros consiguieron algo de tranquilidad y además no se vieron muy complicados ya que Banfield no consiguió una reacción inmediata tras el empate. Y para mejor, Newell's dio otro golpe con el regreso al gol de Joaquín Boghossian, que definió solo tras ser asistido por Núñez.
Parecía que la fiesta en el Coloso estaba lista, pero apareció James Rodríguez que tomó un rebote en la puerta del área y marcó un golazo para ponerle interrogantes al resultado. El nerviosismo en la hinchada leprosa comenzó a sentirse, sobretodo por lo ocurrido la fecha pasada ante Lanús, donde al equipo le terminaron empatando sobre el final.
Falcioni se la jugó y metió tres delanteros para buscar la igualdad y el Taladro comenzó a adelantarse en el campo a fuerza de centros y a través de pelota parada. Pero esta vez, la Lepra pudo resistir y conseguir un desahogo cuando Beligoy marcó el final.
Triunfo importante por el rival y obviamente por los 3 puntos, que le permiten a Newell's volver a creer en las chances de pelear arriba como el torneo pasado


No hay comentarios: