10 feb. 2010

Newell's no aprovechó y quedó afuera de la Copa

El equipo de Sensini se quedo sin su sueño copero. Cayó ante un limitado Emelec por 2 a 1, en un partido que bien pudo haber ganado si hubiera mostrado un poco de aquella eficacia goleadora ante Boca. Y que lo terminó perdiendo debido a las desatenciones defensivas que su rival terminó aprovechando para establecer la diferencia.
De arranque, la Lepra contó con muchos espacios para atacar a los ecuatorianos, que mostraron muchas falencias a la hora de defender. Las chances para convertir ese ansiado gol de visitante estuvieron, pero los jugadores fallaron a la hora de definirlas.
En tanto, Emelec poco ofrecía. Fue el mismo equipo que se llevó el 0 a 0 del Parque. Con escasas ideas para arrimar al arco de Peratta y que sólo mostró en Biglieri su única carta de peligro.
Pero los rojinegros se complicaron solos. Apenas iniciado el segundo tiempo, la defensa se durmió y Rojas entró solo para meter el 1 a 0. Pero a pesar del duro golpe, Newell's se repuso e igualó minutos más tarde con gol de Barrientos.
Luego de la conquista que aseguraba la clasificación, el equipo de Boquita contó nuevamente con espacios para liquidar la serie. Pero el palo le dijo que no al Gato Formica y el propio jugador terminó resolviendo mal algunos contragolpes que podrían haber terminado mejor.
La cosa parecía controlada, porque Emelec sintió el mazazo del gol de Barrientos y además mostraba grandes limitaciones a la hora de manejar la pelota. Y en defensa, los problemas eran todavía peores.
Por eso, resulta increíble que la Lepra haya caído ante un rival que ofreció tan poco. Y es que el propio Newell's volvió a distraerse en el fondo, esta vez en un corner, y Carlos Quiñonez entro en soledad al corazón del área para poner el 2 a 1. Impensado que a esa altura Emelec pudiera llegar a convertir un tanto. Impensado también que Newell's se distraiga de semejante manera en un partido que tenia en las manos.
En el final, Boquita metió todo lo que tenia a mano para conseguir otro gol que le permitiera acceder a la fase de grupos de la Libertadores. Pero además de malograr chances, agrandó aun más la figura de Elizaga, estrella de la noche en Guayaquil. El arquero local tapó todo y se mostró muy seguro, casi imbatible.
Y el tiempo se fue consumiendo, y la imagen de Schiavi retirándose tras ser expulsado por un supuesto entredicho con el arbitro Oscar Ruiz, fue la propia imagen de la eliminación. Dolorosa, porque en el fondo, el equipo sabía que se enfrentaba a un rival muy débil. Sin explosión arriba ni seguridad en el fondo. Que sólo aprovecho los descuidos del rival para marcar y que se refugio en la seguridad de su número uno.
Un regreso con sabor amargo seguramente tendrá el plantel leproso, que vio como se le escurrió de las manos la esperanza de jugar la fase de grupos de la Copa y que ahora tendrá que conformarse únicamente con el pelear el torneo local.



1 comentario:

federico dijo...

Hola soy del blog www.cuerveriaweb.blogspot.com . Te invito a visitarlo y de paso intercambiar links. Tambien me gustaría que te hagas seguidor de mi blog y yo del tuyo. Saludos Cuerveria Web